El baloncesto es uno de los deportes más populares del mundo. El secreto de esta preferencia es que se trata de un juego divertido, que es lo que, en definitiva, buscan los niños en su despertar infantil ante el deporte.

Realmente, se trata de un deporte ideal para que practiquen los más chicos. No solo es un ejercicio físico importante en el que se pone en juego la coordinación, la fuerza, el equilibrio, la puntería y la resistencia, sino que también es un deporte en el que se trabaja en equipo, con todos los valores y destrezas que ello implica.

Si quieres que tu niño se interese por este deporte o mejore en él, puedes proponerle ejercicios de baloncesto para niños.

  • Practicando la puntería: embocar la bola en el cesto no es nada fácil. Practica con él encestar intentando que lo haga con la técnica de tiro adecuada prestando atención a la posición de los brazos al realizar el lanzamiento.
  • Picando la pelota: como sabes, la bola nunca puede dejar de revotar cuando el jugador se desplaza. Por eso, es sumamente importante dominar el rebote. Hazlo practicar el rebote de distintas maneras: contra la pared, entre las piernas, etc. Suma tu creatividad para que ambos se diviertan juntos.